1. Mapoto
    Mapoto
    at //Reply

    No tiene por qué ser terrorífico. Piensa en cualquier película, elige un personaje… ¿ya? ¿Quién nos dice que no tiene esquizofrenia con buena respuesta al tratamiento?

    1. Baobab
      Baobab
      at //Reply

      Muchas películas antiguas hablan de diferentes trastornos mentales, hubo un reportaje de días de cine hace bastante tiempo q no he conseguido ahora encontrar para linkearlo. Muy bueno.

  2. 3141516
    3141516
    at //Reply

    En la pelicula “PI, fe en caos” el protagonista padece esquizofrenia.

    …dicen que lo peor de la esquifrenia es que cuando mas fuerte da mejor te lo pasas.

  3. Vigo
    Vigo
    at //Reply

    Muy interesante, alguna lista así estaba yo pensando también escribir. Pero veo que tú ya la has hecho y es lo suficiente buena, para que colabore en la tuya más que escribir yo una propia.

    A parte de Pi de Arenofsky que ya la nombra el visitante anterior, y de las que no has nombrado tú, se me ocurren La ventana secreta con un Johnny Deep en el papel principal que se desdobla en el personaje de Turturro.

    Otra película que se me ocurre es la francesa A la folie (en España creo que se titula Sólo te tengo a ti) con una Audrey Tautou que se inventa su propia realidad acerca del amor.

    Bueh… nada más. Un saludo.
    Vigo

  4. F Castro
    F Castro
    at //Reply

    No hay que irse muy lejos para encontrar un buen ejemplo: la muy despreciada Nadie conoce a nadie. Resulta que es del mismo anho que el Club de la Lucha (1999) y basada en una novela del mismo anho que la del club de la lucha (Nadie conoce a nadie de Juan Bonilla 1996) o sea, que no hubo posibilidad de que se copiaran. Y sin embargo ambas son sorprendentemente coincidentes.
    Con la diferencia de que en nadie conoce a nadie, la densidad de informacion y sobre todo la esquizofrenia, que en el Club se explicita, en la nuestra mas bien se intuye

  5. william
    william
    at //Reply

    hay una q casi nadie conece q es (3) simplemente pero m cuesta encontrarla

Deja un comentario