1. Ramón
    Ramón
    at /

    Muy interesante el post. Claramente todas las herramientas de clasificación y catalogación de cualquier cosa en la red se basan en su relevancia, es decir, una suerte de popularidad.

    Como sucede con cualquier disciplina, el criterio de los expertos, el que podríamos llamar criterio «cualificado» basado en conocimiento y juicio documentado circula siempre en menor cantidad que el criterio intuitivo de la gran mayoría. En la red, ese criterio masivo es el que construye la relevancia de las cosas, así que una vez más nos vemos en la disyuntiva entre crítica y público.

    O lo que es lo mismo: ¿es mejor una cosa porque los «entendidos» lo consideran mejor o porque la masa popular la adopta mayoritariamente?

    En definitiva, las máquinas no pueden recoger un criterio artístico si la sabiduría popular no da más relevancia a los «entendidos» que a los amigos o a cualquiera que estimule su curisosidad o entretenimiento. La red no es más que un reflejo de la sociedad.

    Por cierto, creo que en tu última frase querías decir «las mejores obras artísticas no tienen por qué ser las más famosas», o algo similar.

Los comentarios están cerrados.